Le agradecemos su interés en el Centro de Miopía Fernández-Velázquez. Tenemos un especial interés en buscar soluciones globales y definitivas para la miopía y el queratocono.
+ (34) 637 527 480
info@fernandez-velazquez.com/nuevaweb

Related Posts

Blog

¿ Cómo corregir el queratocono mejor?

Para todo el mundo, tenga o no queratocono. la visión es algo hermoso, pero tal vez lo que generalmente no se piensa lo compleja que es . Si deseamos ver bien, necesitaremos de un sistema óptico que esté libre de cualquier tipo de aberración. Generalmente los especialistas y pacientes hablamos de miopía o «esfera» y astigmatismo o «cilindro». Sin embargo, hay muchas ‘aberraciones de orden superior’ que no pueden explicarse de una forma simple en términos de «dioptrías tradicionales» sobre todo en casos complejos como en los pacientes con queratocono. Aquí es donde entran en juego los polinomios de Zernike.

Los polinomios de Zernike son complejas funciones matemáticas. Se usan muy comúnmente para catalogar problemas ópticos complejos. Mientras que en astronomía la lista de Zernike es casi infinita, para el ojo humano los más relevantes después de la esfera y el astigmatismo son los polinomios de Zernike números 3 y 4.

El orden número 3 de Zernike es el coma. Coma es la abreviatura de aberración comática. En términos ópticos describe la imperfección cuando los rayos se enfocan fuera de eje y así muchos pacientes con queratocono comentan que las luces las ven en forma de coma. La aberración esférica (número de orden 4 de Zernike) se refiere a otro tipo de aberración que se encuentra cuando los rayos de luz no terminan en un solo ‘punto’ focal sino en una pequeña nube de puntos focales. Esta desviación reduce la calidad de las imágenes haciendo de un punto definido una masa borrosa.

Los cristales de gafas no corrigen dichas aberraciones de Zernike ya que sólo tratan la esfera y el astigmatismo. Por eso, los pacientes que tienen queratocono no alcanzan buena visión con éstas. Es más, la visión se altera mucho con distintas cantidades de iluminación (p.e. del día a la noche) ya que las aberraciones cambian según el tamaño de la pupila del ojo.

Para medir las aberraciones en consulta se han diseñado instrumentos tecnológicamente complejos que se llaman aberrómetros. En el Centro Fernández-Velázquez lo usamos para mejor entender la calidad visual del paciente y sobre todo para corregir de forma más eficiente la visión con medio de lentes de contacto. Las lentes de contacto que usamos en pacientes que sólo tienen miopía no están diseñadas para la corrección de estos polinomios de Zernike. La razón es obvia, estos pacientes no dependen de dicha corrección para alcanzar una buena visión. Sin embargo, todas las lentes de contacto que adaptamos para pacientes con queratocono lo hacemos teniendo en consideración la adecuada corrección de éstos. De esta forma, la visión es mejor y más estable.