Corrige la Miopía Infantil Mientras Duermen con Orto K

Imagina una solución innovadora que no solo corrija la miopía de tu hij@, sino que también le permita vivir días llenos de claridad y confianza… La Orto-K es la técnica transformadora que redefine cómo tu hij@ percibe el mundo, dándole la libertad de disfrutar sus actividades favoritas sin restricciones.

Y aquí es donde entramos nosotros. En el Centro de Miopía Fernández-Velázquez, no solo somos pioneros en tratamientos avanzados de miopía para niños, sino que hemos trazado el camino durante más de 25 años. Gracias a nuestra experiencia y compromiso, hemos desarrollado el método Ji-Yü, una gestión integral especialmente diseñada para el tratamiento visual de la miopía infantil, así como su control minucioso para evitar su progresión.

Bajo nuestra guía, hemos ayudado a cientos de peques, como el tuyo, a descubrir un mundo más claro y brillante, con el compromiso de que el proceso sea tan suave y efectivo como sea posible.

¿Por qué la miopía infantil es más que solo usar gafas?

La miopía no es solo un defecto visual, es un desafío creciente en la etapa infantil. Imagina que el globo ocular de tu hijo crece desmedidamente, de forma similar a cómo su pequeño cuerpo crece y cambia. Aunque debería detenerse alrededor de los 12 años, a veces no lo hace. Esta aceleración en el crecimiento ocular puede ser potenciada por la genética, los hábitos modernos y características individuales.

¿Qué está impulsando la miopía de tus hijos?

¿Has notado que la miopía de tus hijos no solo está presente, sino que además parece incrementarse? La respuesta es multifacética:

  • Herencia: Si tú o tu pareja tienen miopía, tus hijos podrían heredarla.
  • Estilo de vida moderno: Los largos períodos frente a pantallas y la limitada exposición a la luz natural, especialmente durante eventos como el confinamiento, pueden acelerar el proceso.
  • Características individuales: Cada niño es único, y la forma en que sus ojos trabajan juntos o enfocan de cerca puede contribuir a esta condición.

El Método Ji-Yü: Redefiniendo la visión infantil

Nuestro revolucionario método Ji-Yü no es simplemente un tratamiento: es una promesa de libertad. Diseñado especialmente para niños a partir de los 6 años, estas lentillas nocturnas personalizadas garantizan días sin gafas, sin restriccionwes, y con una visión cristalina. 

¿Tu hij@ tiene una graduación diferente?  No te preocupes; podríamos tener una solución para ti.

Un alivio para toda la familia

Piensa en las mañanas sin el dilema de las gafas perdidas o las lentillas incómodas. Las lentillas Ji-Yü se usan de noche, reduciendo el riesgo de daños o pérdidas diurnas. Menos estrés para ti, más libertad para ellos. 

Además, ofrecen la doble ventaja de controlar la progresión de la miopía, protegiendo su visión futura.

¿Es el método Ji-Yü ideal para tu hijo?

Si anhelas que tus hijos experimenten la vida con una visión natural y sin restricciones, si son deportistas natos o si su miopía parece aumentar, el método Ji-Yü no solo les brindará una visión impecable sino que también frenará la progresión de su miopía.

¿Deseas un futuro brillante para la vista de tu hijo/a? Contacta y descubre el poder del Método Ji-Yü.

Conoce Orto-K

¿Qué es?

La Ortoqueratología, comúnmente conocida como Orto-K, es una técnica no quirúrgica que utiliza lentillas especiales diseñadas para remodelar temporalmente la curvatura de la córnea mientras duermes. Estas lentillas se retiran al despertar, proporcionando una visión clara durante el día sin la necesidad de gafas o lentillas convencionales.

El principal objetivo de la Orto-K es corregir refracciones como la miopía (ver mal de lejos)  y, en algunos casos, el astigmatismo. Es una alternativa popular para quienes no son candidatos para la cirugía refractiva o prefieren no someterse a un procedimiento quirúrgico.

Además de corregir problemas de visión, la Orto-K ha ganado popularidad como una herramienta efectiva para controlar la progresión de la miopía en niños, reduciendo el riesgo de complicaciones oculares en el futuro.

En resumen, la Orto-K ofrece una solución segura y reversible para mejorar la visión y controlar la miopía, especialmente en poblaciones jóvenes. Es esencial que un especialista en Orto-K realice una evaluación adecuada para determinar si es el tratamiento adecuado para un individuo en particular.

Conoce la historia Ji-Yu

¿Es seguro usar Orto-K en niños?

Sí, la Orto-K es segura para niños y, de hecho, es una opción popular para controlar la progresión de la miopía en edades tempranas. Al corregir la miopía mientras duermen, los niños pueden disfrutar de una visión clara durante el día sin necesidad de gafas o lentillas. 

Además, al ser un tratamiento no invasivo y reversible, es una alternativa atractiva para muchos padres preocupados por la salud visual de sus hijos. Siempre es esencial una supervisión adecuada y seguir las recomendaciones del especialista para garantizar la seguridad y eficacia del tratamiento.

¿A qué edad pueden los niños empezar a usar lentillas Orto-K?

Los niños pueden comenzar a usar lentillas Orto-K a partir de los 6 años o incluso antes, dependiendo de la progresión de su miopía y la recomendación del especialista. Lo esencial es que el niño tenga la madurez y responsabilidad necesarias para manejar y cuidar las lentillas correctamente. 

La Orto-K ha demostrado ser efectiva en controlar la progresión de la miopía en niños, por lo que es una opción considerada por muchos padres y oftalmólogos para garantizar una visión saludable a largo plazo.

¿Son efectivas las lentillas Orto-K para corregir la miopía en niños?

Sí, las lentillas Orto-K son efectivas para corregir la miopía en niños. Estas lentillas nocturnas trabajan remodelando la córnea mientras el niño duerme, permitiendo una visión clara durante el día sin necesidad de gafas o lentillas convencionales. 

Además, estudios han demostrado que la Orto-K puede ayudar a controlar y reducir la progresión de la miopía en niños, lo que es esencial para prevenir problemas visuales más graves en el futuro. Es importante que un especialista supervise y guíe el tratamiento para garantizar los mejores resultados y la seguridad del niño.

¿Cómo se insertan y se cuidan las lentillas Orto-K en niños?

Insertar las lentillas Orto-K en niños requiere paciencia y práctica. Aquí te ofrecemos una guía breve:

Lavado de manos

Asegúrate de que tanto tú como tu hijo se laven bien las manos con jabón neutro y las sequen con una toalla limpia antes de manipular las lentillas.

Preparación

Coloca la lentilla Orto-K en la punta de un aplicador o en la yema del dedo índice, asegurándote de que esté libre de partículas o daños.

Inserción

Pide a tu hijo que mire hacia arriba. Con la otra mano, sujeta suavemente los párpados para mantener el ojo abierto. Coloca la lentilla suavemente sobre el ojo. Una vez en posición, pídele que parpadee varias veces para asegurarla.

Cuidado y limpieza

Después de retirarlas por la mañana, es esencial limpiar las lentillas con una solución especializada para eliminar proteínas y otros residuos. Luego, deben almacenarse en un estuche limpio con solución fresca.

Revisión regular

Es vital que los niños tengan revisiones regulares con su especialista para asegurarse de que las lentillas se ajusten correctamente y no causen irritación o problemas.

Con el tiempo, y con la guía adecuada, los niños pueden aprender a insertar y cuidar sus lentillas Orto-K de forma independiente. Es crucial inculcar buenos hábitos de higiene y cuidado desde el principio.

¿Pueden las lentillas Orto-K prevenir el avance de la miopía en niños?

Sí, las lentillas Orto-K han demostrado ser efectivas en la prevención del avance de la miopía en niños. Estas lentillas remodelan la córnea durante la noche, permitiendo una visión clara durante el día sin necesidad de gafas o lentillas convencionales. Además, varios estudios han indicado que el uso regular de Orto-K puede ralentizar la progresión de la miopía en niños, lo que es especialmente beneficioso para aquellos con antecedentes familiares de miopía alta. Es esencial que los niños sean evaluados y monitoreados regularmente por un especialista para garantizar los mejores resultados y la salud ocular.

¿Cómo afecta el uso de Orto-K en niños el desarrollo de sus ojos a largo plazo?

El uso de Orto-K en niños tiene un impacto positivo en el desarrollo ocular a largo plazo. Al ralentizar la progresión de la miopía, se reduce el riesgo de complicaciones asociadas con la miopía alta en el futuro, como el desprendimiento de retina, glaucoma y degeneración macular. Además, al corregir la visión por la noche, los niños pueden disfrutar de una visión clara durante el día sin gafas o lentillas, lo que puede mejorar su autoestima y rendimiento en actividades diarias y deportivas. Es importante destacar que, como cualquier tratamiento, es esencial un seguimiento regular con un especialista para asegurar que el desarrollo ocular se mantenga saludable y monitorizar cualquier cambio potencial.

¿Qué tipo de seguimiento y ajustes son necesarios para los niños que usan Orto-K?

El seguimiento y los ajustes son esenciales para garantizar la eficacia y seguridad del tratamiento Orto-K en niños. Durante los primeros meses de uso, es común realizar visitas más frecuentes para monitorizar la adaptación y progresión de la corrección. Estos son los pasos generalmente recomendados:

Adaptación inicial

Tras la primera adaptación de las lentillas, se programará una revisión al día siguiente para evaluar la corrección y el ajuste de las lentillas.

Revisiones periódicas

Durante los primeros meses, se recomiendan visitas mensuales para asegurar que las lentillas están funcionando correctamente y que no hay signos de complicaciones.

Ajustes de las lentillas

Basándose en las revisiones, puede ser necesario hacer ajustes en el diseño o en la potencia de las lentillas para optimizar la corrección.

Educación y formación

Es vital que los niños y sus cuidadores comprendan la importancia de una correcta higiene y cuidado de las lentillas. Se ofrecerán consejos y formación sobre cómo insertar, retirar y limpiar las lentillas.

Control del crecimiento de la miopía

Es fundamental poder controlar el crecimiento de su miopía midiendo la longitud de su ojo para asegurarse de que este no se haga más largo. En el Centro de Miopía Fernández-Velázquez, utilizamos la avanzada tecnología Myopia Master de Oculus. Sin esta medición, es imposible realizar un control exacto sobre si estamos o no realizando un correcto control de la miopía.

Revisiones anuales

Una vez que se ha establecido una rutina y el niño se ha adaptado bien a las lentillas, las revisiones pueden espaciarse a visitas anuales. Estas revisiones son cruciales para evaluar la salud ocular y determinar si hay necesidad de cambios en el tratamiento.

Es esencial que los padres y cuidadores estén comprometidos con el seguimiento y se comuniquen abiertamente con el especialista sobre cualquier preocupación o cambio que observen en la visión o en el comportamiento del niño con respecto a las lentillas.

¿Cómo saber si mi hijo es un buen candidato para Orto-K?

Determinar si un niño es un buen candidato para Orto-K implica considerar varios factores clínicos y de estilo de vida:

Grado de Miopía

Orto-K es especialmente efectivo para corregir miopías leves a moderadas. Si tu hijo tiene hasta -6.00 dioptrías de miopía con o sin un astigmatismo leve, podría ser un buen candidato.

Salud Ocular

Es esencial que los ojos de tu hijo estén libres de cualquier condición o infección. Un examen ocular completo determinará la salud de sus ojos y si hay contraindicaciones para el uso de lentillas.

Edad

Aunque no hay una edad mínima específica, muchos especialistas comienzan a considerar Orto-K para niños a partir de los 6 años, especialmente si muestran signos de progresión rápida de la miopía.

Motivación y Madurez

El niño debe estar motivado para usar las lentillas y seguir las instrucciones de cuidado. Además, debe tener la madurez para manejar y cuidar las lentillas de manera responsable.

Actividades Diarias

Orto-K es ideal para niños activos que participan en deportes o actividades donde las gafas o lentillas diarias podrían ser un inconveniente.

Historial Familiar

Si hay un historial familiar de miopía progresiva, comenzar un tratamiento como Orto-K a una edad temprana podría ser beneficioso para controlar la progresión.

Evaluación Profesional

Es fundamental consultar a un especialista en Orto-K para una evaluación detallada. En el Centro de Miopía Fernández-Velázquez, utilizamos tecnologías avanzadas como el Myopia Master de Oculus para determinar la idoneidad y personalizar el tratamiento.

Si estás considerando Orto-K para tu hijo, es esencial programar una consulta con un especialista para discutir las opciones y determinar la mejor solución para sus necesidades visuales específicas.