Le agradecemos su interés en el Centro de Miopía Fernández-Velázquez. Tenemos un especial interés en buscar soluciones globales y definitivas para la miopía y el queratocono.
+ (34) 637 527 480
info@fernandez-velazquez.com/nuevaweb

Related Posts

Blog

¿PODEMOS FRENAR EL CRECIMIENTO DE LA MIOPÍA?

La miopía se ha convertido en un problema importante de salud pública. Un estudio reciente (1) muestra que la incidencia de miopía en los Estados Unidos se ha incrementado en aproximadamente un 40%, y otros estudios señalan que la incidencia ha alcanzado el 84% en niños en edad escolar en algunos países de Asia oriental como China, Singapur y Taiwán (2 – 4). Este aumento en la miopía es motivo de preocupación para las autoridades debido a las posibles condiciones y enfermedades oculares que pueden aumentar el riesgo de ceguera. Se ha demostrado que el riesgo de cataratas, glaucoma y alteraciones coriorretiniana aumenta con niveles más altos de miopía (5-9). Por lo tanto, existe una necesidad apremiante de mejorar los mecanismos que se encuentran detrás del desarrollo de la miopía y la progresión.

¿Qué se ha intentado hasta ahora para controlar la miopía?
Las gafas y / o lentes de contacto convencionales son incapaces de evitar el alargamiento axial del ojo, y por lo tanto la progresión de la miopía. Esto es especialmente relevante en la infancia, donde la miopía no se detiene con la corrección tradicional de la visión. Los intentos previos de controlar la miopía han incluido gafas con lentes bifocales y multifocales (o adición progresiva) y lentes de contacto, que han demostrado ser muy poco efectivas en el control de la progresión de la miopía (10-12).

Ciertos medicamentos como la atropina y pirenzepina han logrado mostar una reducción en la progresión de la miopía en estudios a corto plazo (de 1 a 2 años) (13-14), sin embargo, la falta de cumplimiento en el uso de gotas para los ojos afecta a la eficacia, y al dejar de usarlas se ha observado un efecto rebote (15). Es importante destacar que los efectos secundarios potenciales de su uso a largo plazo son desconocidos.

 

Hay muchas evidencias de que el desenfoque / borrosidad puede afectar al crecimiento del ojo en animales (16-19). Además, los resultados del estudio (11) COMET mostró que las lentes progresivas fueron efectivas en niños que presentan mayores problemas en su acomodación. Estos resultados indican que desenfoque la retina puede jugar un papel en la progresión de la miopía. Sin embargo, los estudios en los que los niños eran hipocorregidos, es decir, se compensaban con menos dioptrias que las reales, han señalado resultados contradictorios. Chung et al.(20) hipocorrigió 0,75 D b en ambos ojos y la miopía subió más en comparación con sujetos totalmente corregidos. Por otro lado, Phillips (21) mostró que el uso de monovisión en un grupo de niños desaceleró la elongación axial y la progresión significativamente en el ojo de cerca hipocorregido.

¿Qué es lo más nuevo?: El papel de la retina periférica
Más recientemente, el interés se ha centrado en el papel de la retina periférica en su emetropización (proceso normal de crecimiento del ojo) y en el desarrollo de defectos de refracción como es la miopía. Basado en el trabajo experimental en animales (22-24) Smith et al. (24) demostraron que la fóvea (retina central) no era esencial para el desarrollo de la emetropización en monos recién nacidos. Además, en diversos experimentos de privación de la visión, se encontró que la retina periférica juega un papel significativo (23).

Curiosamente, varios estudios han informado que el ojo miope humano experimenta en retina periférica una cierta hipermetropia (25-27). Estos hallazgos sugieren que hay retroalimentación visual a través del desenfoque; la retina periférica modula el crecimiento del ojo. Se ha especulado que la presencia de desenfoque periférico (enfoque de luz detrás de la retina periférica) puede actuar como una señal óptica, lo que provocaría el alargamiento del ojo y la miopía posterior. También se ha postulado que el cambio en la imagen retiniana cambiando el desenfoque periférico puede resultar en el frenado del crecimiento de la miopía.

En apoyo a esta hipótesis tenemos los estudios que señalan que las lentillas de Ortoqueratología (ORTO-K) pueden ser eficaces en el control de la miopía (28, 29). Las lentillas de ORTO-K producen cambios en la forma de la cornea que a la vez inducen cambios en la imagen en la retina, haciendo que el desenfoque pase de ser hipermetrópico a miópico. . Estudios iniciales en los niños han encontrado que los cambios en la graduación y el aumento de la longitud axial fue significativamente menor que el medido en los niños que usan regularmente otros tipos de corrección visual como son las gafas o lentillas blandas (28-29)

Un estudio con el objetivo de manipular el desenfoque periférico de la retina mediante lentes de contacto especialmente diseñada ha mostrado resultados prometedores después de 12 meses de uso (30). El esférico equivalente / refracción y el alargamiento axial se redujeron significativamente en los ojos portadores de un nuevo diseño en comparación con un grupo de niños que usan gafas de lejos. También, los resultados de un estudio de 10 meses con una lente de contacto de geometría concéntrica indujo una reducción significativa en la progresión de la miopía y la longitud axial en los ojos (31).

Otras posibles teorías alternativas
Algunas investigadores (32-35) han informado que la prevalencia de la miopía en los niños que están al aire libre es menor que en los niños con una menor exposición al aire libre, lo que sugiere que la actividad al aire libre puede tener un efecto protector contra el aumento de la miopía.

En conclusión
El control de la progresión de la miopía por medio de lentes de contacto ORTO-K es un concepto atractivo y ofrece una oportunidad fantástica para hacer una contribución significativa en el ámbito de la salud pública. Los resultados analizados en este artículo son alentadores y prometedores en la línea que podemos retrasar el aumento de la progresión de la miopía de manera significativa. La necesidad de rigurosos ensayos clínicos es clave para determinar el efecto de desenfoque de la retina en la progresión de la miopía. Así mismo una estrecha colaboración entre la industria, nuestra profesión y la comunidad científica es imprescindible para hacer frente a este problema de salud pública.

REFERENCIAS

  1. Vitale S, Sperduto RD, Ferris FL, 3rd. Increased prevalence of myopia in the United States between 1971-1972 and 1999-2004. Arch Ophthalmol, 2009;127(12):1632-9.
  2. Lin LL, et al.. Epidemiologic study of ocular refraction among schoolchildren in Taiwan in 1995. Optom Vis Sci, 1999;76(5):275-81.
  3. Saw SM. A synopsis of the prevalence rates and environmental risk factors for myopia. Clin Exp Optom, 2003;86(5):289-94.
  4. Lin LL, et al.. Prevalence of myopia in Taiwanese schoolchildren: 1983 to 2000. Ann Acad Med Singapore, 2004;33(1):27-33.
  5. Karlin DB, Curtin BJ. Peripheral chorioretinal lesions and axial length of the myopic eye. Am J Ophthalmol, 1976;81(5):625-35.
  6. Curtin BJ,Karlin DB. Axial length measurements and fundus changes of the myopic eye. I. The posterior fundus. Trans Am Ophthalmol Soc, 1970;68:312-34.
  7. Pierro L, et al.. Peripheral retinal changes and axial myopia. Retina, 1992;12(1):12-7.
  8. Lim R, Mitchell P, Cumming RG. Refractive associations with cataract: the Blue Mountains Eye Study. Invest Ophthalmol Vis Sci, 1999;40(12):3021-6.
  9. Mitchell P, et al.. The relationship between glaucoma and myopia: the Blue Mountains Eye Study.Ophthalmology, 1999;106(10):2010-5.
  10. Edwards MH, et al.. The Hong Kong progressive lens myopia control study: study design and main findings. Invest Ophthalmol Vis Sci, 2002;43(9):2852-8.
  11. Gwiazda JE, et al.. Accommodation and related risk factors associated with myopia progression and their interaction with treatment in COMET children. Invest Ophthalmol Vis Sci, 2004;45(7):2143-51.
  12. Gwiazda J, et al.. A randomized clinical trial of progressive addition lenses versus single vision lenses on the progression of myopia in children. Invest Ophthalmol Vis Sci, 2003; 44(4):1492-500.
  13. Chua WH, et al.. Atropine for the treatment of childhood myopia.Ophthalmology, 2006;113(12):2285-91.
  14. Tan DT, et al.. One-year multicenter, double-masked, placebo-controlled, parallel safety and efficacy study of 2% pirenzepine ophthalmic gel in children with myopia. Ophthalmology, 2005;112(1):84-91.
  15. Tong L, et al.. Atropine for the treatment of childhood myopia: effect on myopia progression after cessation of atropine.Ophthalmology, 2009;116(3):572-9.
  16. Norton TT, Siegwart JT, Jr. Animal models of emmetropization: matching axial length to the focal plane. J Am Optom Assoc, 1995;66(7):405-14.
  17. Smith EL, 3rd, Hung LF, Harwerth RS. Effects of optically induced blur on the refractive status of young monkeys. Vision Res, 1994;34(3):293-301.
  18. Irving EL, Callender MG, Sivak JG. Inducing ametropias in hatchling chicks by defocus-aperture effects and cylindrical lenses. Vision Res, 1995;35(9):1165-74.
  19. Lu F, et al.. Axial myopia induced by hyperopic defocus in guinea pigs: A detailed assessment on susceptibility and recovery. Exp Eye Res, 2009;89(1):101-8.
  20. Chung K, Mohidin N, O’Leary DJ. Undercorrection of myopia enhances rather than inhibits myopia progression. Vision Res, 2002;42(22):2555-9
  21. Phillips JR. Monovision slows juvenile myopia progression unilaterally. Br J Ophthalmol, 2005;89(9):1196-200.
  22. Smith EL, 3rd, Hung LF, Huang J. Relative peripheral hyperopic defocus alters central refractive development in infant monkeys. Vision Res, 2009;49(19):2386-92.
  23. Smith EL, 3rd, et al.. Hemiretinal form deprivation: evidence for local control of eye growth and refractive development in infant monkeys. Invest Ophthalmol Vis Sci, 2009;50(11):5057-69.
  24. Smith EL, 3rd, et al.. Effects of foveal ablation on emmetropization and form-deprivation myopia.Invest Ophthalmol Vis Sci, 2007;48(9):3914-22.
  25. Sng CC, et al.. Peripheral refraction and refractive error in singaporechinese children. Invest Ophthalmol Vis Sci, 2011;52(2):1181-90.
  26. Chen X, et al.. Characteristics of peripheral refractive errors of myopic and non-myopic Chinese eyes. Vision Res, 2010;50(1):31-5.
  27. Mutti DO, et al.. Peripheral refraction and ocular shape in children. Invest Ophthalmol Vis Sci, 2000;41(5):1022-30.
  28. Cho P, Cheung SW, Edwards M. The longitudinal orthokeratology research in children (LORIC) in Hong Kong: a pilot study on refractive changes and myopic control. Curr Eye Res, 2005;30(1):71-80.
  29. Walline JJ, Jones LA, Sinnott LT. Corneal reshaping and myopia progression. Br J Ophthalmol, 2009;93(9):1181-5.
  30. Sankaridurg P, et al.. Decrease in rate of myopia progression with a contact lens designed to reduce relative peripheral hyperopia: one-year results. Invest Ophthalmol Vis Sci, 2011;in press.
  31. Anstice NS, Phillips JR. Effect of dual-focus soft contact lens wear on axial myopia progression in children. Ophthalmology, 2011;118(6):1152-61.
  32. Rose KA, et al.. Myopia, lifestyle, and schooling in students of Chinese ethnicity in Singapore and Sydney. Arch Ophthalmol, 2008;126(4):527-30.
  33. Rose KA, et al.. Outdoor activity reduces the prevalence of myopia in children. Ophthalmology, 2008;115(8):1279-85.
  34. Jones LA, et al.. Parental history of myopia, sports and outdoor activities, and future myopia. Invest Ophthalmol Vis Sci, 2007;48(8):3524-32.
  35. Mutti DO, et al.. Parental myopia, near work, school achievement