Le agradecemos su interés en el Centro de Miopía Fernández-Velázquez. Tenemos un especial interés en buscar soluciones globales y definitivas para la miopía y el queratocono.
+ (34) 637 527 480
info@fernandez-velazquez.com/nuevaweb

Related Posts

Blog

Miopía en niños. La importancia de seguir su control

Miopia en niños

En Europa, uno de cada cuatro niños padece de miopía, una afección que altera y reduce la visualización de objetos a larga distancia. Según diversos estudios, en la comunidad europea no se le brinda el seguimiento adecuado a este padecimiento, siendo uno de los factores que incitan al aumento del porcentaje de niños con miopía. En los próximos años se prevé que las cifras actuales se eleven dramáticamente. De ahí surge la importancia por brindar un seguimiento y control adecuado a la visión de los niños.

Existen indicios reveladores que hacen notar cuando los niños presentan alguna miopía. Las situaciones en las que ve con dificultad la pizarra en el colegio o le es difícil leer anuncios publicitarios son una muestra clara de la deficiencia visual que se comienza a presentar. Al ocurrir en varias ocasiones la misma situación, se puede decir que es hora de llevarlo a un optometrista.

En la mayoría de las consultas médicas con un optometrista el resultado suele conducir a una miopía. Este es un padecimiento que afecta a más del 25 % de jóvenes en España con edades comprendidas entre los 9 y los 18 años. En estos momentos, la cifra parece alarmante, sin embargo, para 2030 se estima que un 33 % de los jóvenes españoles presentará algún tipo de miopía. En vista de la situación, muchos padres suelen preguntarse: ¿Qué puedo hacer para prevenir la miopía en mis hijos?

A pesar de que un gran porcentaje de los casos de miopía estudiados se producen por factores hereditarios, existe otro porcentaje que se produce por hábitos y factores ambientales. Un factor importante para reducir el desarrollo de la miopía es disfrutar de actividades al aire libre. Normalmente, cuando una persona lleva un estilo de vida sedentario y tiene poco contacto con el medioambiente, su visión se altera. Esto se debe, en gran medida, a que el comportamiento, enfoque y desempeño de los ojos en ambientes cerrados es muy distinto al que puedan tener fuera de casa. Existen estudios que arrojan cifras sorprendentes con respecto a niños que disfrutan de actividades al aire libre y no padecen de miopía.

Otro factor que se debe tener en consideración para prevenir la miopía es el uso de teléfonos móviles durante tiempo prolongado y más si éstos disponen de pantallas pequeñas. Los teléfonos móviles y las consolas de videojuegos, al ser usados durante muchas horas, fatigan la vista y aceleran el desarrollo de miopías. Por tal motivo, es necesario llevar un seguimiento de la visión de los niños y al ser evidente alguna deficiencia visual, es necesario acudir a un optometrista.