¿Son fáciles de cuidar las lentillas Orto-K? 5 claves útiles

¿Son fáciles de cuidar las lentillas Orto-K? Claro que no! Los lentes Orto-k son una opción excelente para quienes desean mejorar su visión sin tener que usar gafas o lentillas todo el tiempo. Son también una solución ideal para personas activas que desean poder ver con claridad mientras practican deportes o hacen ejercicio.

¿Son fáciles de cuidar las lentillas Orto-K? Claro que sí! Los lentes Orto-k son una opción excelente para quienes desean mejorar su visión sin tener que usar gafas o lentillas todo el tiempo. Son también una solución ideal para personas activas que desean poder ver con claridad mientras practican deportes o hacen ejercicio.

Y lo mejor de todo es que las lentes Ortho-k se llevan durante la noche y se quitan a la mañana siguiente, permitiendo tener una visión clara durante todo el día sin tener que hacer nada más. 

Bueno, algo que sí hay que hacer, y esto es ocuparnos del mantenimiento de nuestras lentes Ortho-k.

Mucha gente nos pregunta sobre como cuidar las lentillas Orto-k, si son muy complicadas de mantener y qué cuestiones tienen que tener en cuenta. 

En este post queremos resolver estas dudas para que quede todo lo más claro posible. 

Aunque si te queda alguna cuestión por resolver, puedes contactarnos a través del formulario que encontrarás al final del post. 

5 claves para cuidar las lentillas Orto-k

Aunque mantener las lentillas en buen estado no resulta excesivamente complicado,  es importante señalar que un cuidado incorrecto, tanto de las lentillas como de las soluciones, puede aumentar el riesgo de infecciones oculares y úlceras corneales.

Para evitarlas, lo único que hay que hacer es asegurar la limpieza y desinfección de las lentes y tener, en general, buenas prácticas de higiene. 

Seguir las indicaciones que os damos en la clínica y no faltar a las revisiones periódicas minimizaráa estos riesgos. 

A continuación te dejamos 5 claves para tener bien cuidadas las lentillas Ortho-k:

1. Limpieza

Una vez que recibas tus lentes de contacto Orto-K, deberás limpiarlas cuidadosamente después de cada uso. Nosotros te proporcionaremos un kit de limpieza que contiene:

  • Una solución de limpieza especializada
  • Un estuche limpio
  • Unas gotas para humedecer las lentillas mientras están en el ojo.

Antes de manipular las lentillas es importante que te laves y te seques bien las manos. Procura no utilizar jabones a base de aceites ni toallitas de microfibra, ya que podrían dejar residuos no deseados en sus lentillas.

Introduce cada lente en su celdilla y a continuación pon un comprimido neutralizadora, rellena con el líquido hasta la muesca y cierra el estuche. Deben pasar al menos 4 horas para una correcta limpieza y desinfección. Recuerda siempre echar el comprimido para evitar irritaciones en los ojos.

Según tu caso, también podemos recomendarte un pulido semestral para limpiar en profundidad y eliminar los depósitos de proteínas de tus lentes. 

2. Guardado

Las lentillas Orto-K ya están limpias, esterilizadas .

Después de limpiar y esterilizar correctamente tus lentillas deja el estuche en lugar fresco y seco que no le de la luz del sol directamente.

Debes asegurarte siempre de echar el comprimido para evitar irritación en el ojo (escozor y enrojecimiento) Si esto ocurre, utiliza un colirio o enjuaga el ojo con agua tibia. Es posible que tengas que esperar a que las molestias desaparezcan antes de ponerte las lentillas.

3. Mantenimiento

Debes asegurarte de que el estuche o el recipiente en el que las guardas también estén limpios en todo momento. Recomendamos secar el estuche al aire libre después de cada uso, teniendo especial cuidado de que no esté expuesto a ningún tipo de irritante, perfume, producto de limpieza doméstico, etc., sobre todo si se guarda en el cuarto de baño.

Si el estuche se ensucia, aclara el estuche con una solución salina y sécalo al aire.

Cuando saques las lentes deja el estuche vaciado al aire sobre un kleenex para que se seque hasta que lo vuelvas a usar.

Como las microbacterias se desarrollan en la humedad y son invisibles, recomendamos reemplazar el estuche cada 2 meses para conseguir una limpieza óptima.

4. Inserción y retirada

Tal y como hemos explicado en otros posts, las lentes Orto-K se llevan mientras duermes, con el ojo cerrado. Dado que las lentes ejercen una suave presión sobre el ojo para remodelar temporalmente la córnea, llevarlas durante periodos prolongados mientras se está despierto puede provocar molestias.

Cuando te despiertes, sigue los pasos anteriores para limpiar, levantar y guardar adecuadamente las lentillas para volver a usarlas esa noche.

5. Visitas de seguimiento

Si las manejas adecuadamente, tus lentes de contacto Orto-K se mantendrán en condiciones óptimas hasta 2 años. También nosotros nos encargaremos de controlar la evolución de tus ojos recomendándote citas de seguimiento o exámenes oculares cada 6-12 meses. Así podremos examinar tus lentes Orto-K y asegurarnos de que tu salud ocular se mantiene en las mejores condiciones.

Y hasta aquí el post de hoy sobre como cuidar las lentillas orto-k. Esperamos que te haya aclarado las dudas.

Si tienes interés en contactar con nosotros para saber si eres candidato a este tratamiento puedes realizar nuestro test online aquí y o bien pedir cita con nosotros:

Google Reviews