Cataratas infantiles, ¿Cómo es de segura la cirugía antes de los 7 años?

Esta información que queremos compartir creemos que puede servir para informar y tranquilizar   tanto a los padres como resto de familiares de pequeños que reciben el diagnóstico de cataratas infantiles.
Esta información que queremos compartir creemos que puede servir para informar y tranquilizar   tanto a los padres como resto de familiares de pequeños que reciben el diagnóstico de cataratas infantiles.

Las cataratas infantiles e incluso en bebes no son habituales, pero no del todo imposibles. Por esa razón cuando tanto los padres como el resto de familiares de un pequeño se enteran que tiene cataratas y que le tienen que operar de cataratas lógicamente se preocupan mucho.

Las cataratas son una opacificación de la lente natural del ojo que se llama cristalino. Generalmente este problema ocurre cuando nos hacemos mayores. Aunque no hay operación totalmente sencilla y sin riesgos en adultos la cirugía de cataratas es muy usual y se resuelve eliminado la catarata (facoemulsificación) y colocando una lente intraocular o cristalino artificial en su lugar. De hecho, la cirugía de cataratas es la cirugía que con más frecuencia se realiza en el mundo.

En casos de cataratas en bebés suele haber una tendencia genética, ciertas enfermedades tanto en la madre cuando estaba embarazada o en el bebé o tal vez simple mala suerte. En los casos de cataratas infantiles es muy importante actuar muy rápidamente. La razón es que ya que la visión se está desarrollando a esas edades. El no tratar y solucionar este problema en el momento exacto puede provocar una limitación muy seria en la visión incluso si pasa demasiado tiempo entre la aparición de la catarata y su cirugía, las posibilidades de mejora en la visión son cada vez menores.  

En bebés cuando existe la necesidad de operar las cataratas no se suele poder colocar la lente intraocular como hacemos en adultos. Existen varias razones para ello: Son ojos más pequeños, es difícil realizar los cálculos para saber qué lente colocar y puede haber más complicaciones. Entonces una vez operado debemos adaptar lentes de contacto, lentillas, para conseguir que la visión se desarrolle. Entonces empieza un proceso de revisiones y cambio progresivo de lentillas según el ojo va creciendo hasta que se desarrolla completamente.

 ¿Pero qué pasa en los niños entre 2 a 7 años que desarrollan cataratas infantiles?

Para responder a este problema un grupo de especialistas de la Universidad de Carolina del Sur han recopilado datos de más de 57 niños seguidos por más de 4 años. Estos acaban de ser publicados en JAAPOS, especializada en Oftalmología infantil y un resumen puede ser consultado aquí. Los resultados fueron comparados con los que se obtienen generalmente en niños más pequeños en niños con edades entre 7 a 24 meses, conocido como estudio TAPS.

Los resultados obtenidos en este reciente estudio señalan que cuando se comparan los resultados en niños mayores (entre 2 a 7 años) y más pequeños (entre 7 a 24 meses) señalan que en los casos de cataratas en mayores que hubo menos complicaciones y los resultados obtenidos son mejores en cuanto a ver mejor y menos estrabismos. Por lo tanto, podemos esperar en los casos donde la catarata se desarrolla entre los 2 y 7 años y se opera con prontitud que al final del crecimiento, la visión sea prácticamente normal como en el resto de niños.

En la inmensa mayoría de estos casos, desde bebes con 3 meses, usamos lentes de contacto especiales pediátricas que muchas veces combinamos con métodos de entrenamiento visual para aumentar ciertas capacidades como la ambliopía (ojo vago), coordinación visual además de gafas para conseguir que una vez que crezcan puedan disfrutar de una visión correcta que no les limite en su vida.

Si tienes un familiar que acaba ser diagnosticado con catarata infantil y ya le han operado o está a punto de ello, y deseas contactar con nosotras para que te respondamos a tus preguntas o solicitar ya una evaluación, puedes hacerlo desde aquí.

Google Reviews