Protege tus ojos este invierno: 12 consejos para la salud ocular

En este artículo trataré algunos consejos para la salud ocular en invierno y daré algunos consejos de prevención para que protejas tus ojos durante toda la temporada.

A medida que las temperaturas bajan durante el invierno, es importante tener en cuenta que el frío puede afectar a tu salud ocular. 

Porque el invierno, además de nieve y castañas asadas, trae consigo una serie de riesgos que pueden dañar tu visión a largo plazo. 

Verás que se trata de unos pasos muy sencillos, pero con un gran poder, pues te ayudan a mantener tus ojos sanos durante el invierno y más allá.

Los 4 enemigos de la salud ocular durante el invierno

El invierno puede ser duro para nuestros cuerpos, y nuestros ojos no son una excepción, aunque a veces no nos demos cuenta.  

Y no nos damos cuenta por qué las situaciones que pueden dañar nuestros ojos son la mar de cotidianas y no las percibimos como amenazadoras. 

Pero lo cierto es que algunas de estas situaciones pueden causarnos incomodidades inmediatas o problemas a largo plazo, así que presta atención a estos consejos para poder tomar las precauciones necesarias. 

El sol de invierno

¿Cómo podemos proteger los ojos de la luz natural y artificial?

Las gafas de sol no son solo para el verano.

La nieve y el hielo son reflectantes, así que si vives en una zona de nieve ten en cuenta que los rayos de sol llegan a tus ojos tanto desde abajo como desde arriba. 

Además, el sol bajo en invierno puede resultar deslumbrante, con lo cual es recomendable llevar gafas de sol en los días soleados, sobre todo mientras conduces. 

Si llevas gafas de visión, puedes preguntar a tu óptico si tienen tratamientos antirreflejos para las lentes que reduzcan los efectos del deslumbramiento durante la conducción.

Ojos secos

¿Cómo afecta el invierno a la enfermedad de ojo seco?

Las calefacciones centrales pueden agravar la sequedad ocular.

Estas son algunas medidas sencillas que puedes tomar para sentirte más cómodo:

  1. Baja la temperatura de las habitaciones en la medida de lo posible.
  2. No te expongas de forma directa a la fuente de calor.
  3. Ventila las habitaciones de vez en cuando.
  4. Utiliza un humidificador o coloca un cuenco de agua cerca del radiador para humidificar el aire.
  5. Consulta a tu optometrista o farmacéutico sobre colirios o pomadas hidratantes que puedas utilizar para humedecer tus ojos.

La iluminación de invierno

Desde que el teletrabajo se ha normalizado, muchas personas trabajan en casa. 

Si este es tu caso, es importante que durante los meses de invierno tengas en cuenta la iluminación: es fundamental para tus ojos. 

Todos vemos mejor con una luz radiante que con una luz tenue, por lo tanto, es posible que necesites llevar más las gafas cuando estés en ambientes con poca luz

Si tienes problemas para ver con poca luz, ahí van algunos tips:: 

  1. Siéntate cerca de una ventana durante el día si necesitas ver con claridad (por ejemplo, para leer textos en papel).
  2. Ten una buena iluminación cerca cuando la necesites (lámparas de escritorio).
  3. Pasa tiempo al aire libre. Si tienes hijos, no olvides que animar a los niños a que jueguen en espacios abiertos puede, entre otros beneficios, reducir la aparición de la miopía. Procura que pasen tiempo al aire libre cada día.

Aumento del tiempo de pantallas

Con la llegada del frío 😒 mucha gente pasa menos tiempo en la calle y opta por quedarse en casa.

Quedarse en casa implica, muchas veces, consumir contenidos digitales, jugar a videojuegos o simplemente avanzar trabajo con el ordenador. 

Aunque no hay pruebas que sugieran que el aumento del tiempo de pantallas dañe la visión, mirar un monitor durante largos periodos de tiempo puede resultar cansado para tus ojos.

Aquí tienes cuatro sugerencias para reducir tu fatiga visual:

  1. Coloca el monitor a una distancia aproximada de un brazo de tus ojos.
  1. Dirige tu vista a algo que esté a unos 6 metros de distancia, durante 20 segundos, cada 20 minutos.
  1. Minimiza los reflejos en tu pantalla que te distraigan, por ejemplo, la luz de una ventana. 
  1. Parpadea regularmente. Permanecer centrado en la pantalla puede provocar que parpadees menos. Esto deriva en incomodidad visual y ojos resecos, así que ¡no te olvides de parpadear!

Cuidar de tus ojos en invierno es muy (muy) fácil

¿Has visto qué sencillo?

En realidad muchos de estos consejos para la salud ocular en invierno no son más que sentido común, pero a veces las rutinas, las prisas, o los meros despistes nos llevan a pasarlos por alto. 

Por eso nos ha parecido que un post recordatorio te vendrá bien para que no te olvides de darles a tus ojos esos mimitos extra que tanto agradecen en invierno. 

Además, acabamos de publicar en YouTube un vídeo en el que te explicamos también todos estos consejos.

Nos despedimos por hoy recordándote que si tienes alguna consulta sobre los tratamientos con lentes Orto-K, puedes contactarnos:

¡Hasta pronto!

Google Reviews