Le agradecemos su interés en el Centro de Miopía Fernández-Velázquez. Tenemos un especial interés en buscar soluciones globales y definitivas para la miopía y el queratocono.
+ (34) 637 527 480
info@fernandez-velazquez.com/nuevaweb

Related Posts

Blog

El queratocono y el embarazo

El queratocono es una enfermedad del ojo que afecta a la córnea, y se presenta usualmente en ambos ojos. No obstante, generalmente, el padecimiento es mayor en un ojo que en otro.

Dicha afección consiste en el debilitamiento de la córnea, como consecuencia de una alteración de su estructura interna, conformada por fibras de colágeno. Tal debilitamiento ocasiona un adelgazamiento de la parte central de la córnea, lo cual modifica su forma circular y esférica natural, adoptando una forma cónica irregular que aumenta progresivamente de acuerdo a la evolución de la enfermedad.

Esta anomalía provoca diferentes síntomas, entre los que se incluyen: visión borrosa, distorsión de la visión, mayor sensibilidad a la luz, hinchazón de la córnea, irritación ocular, aumento de miopía o astigmatismo con cambios frecuentes en la graduación, y pérdida progresiva de la visión. Sin embargo, tales síntomas no son de gravedad hasta llegar a la ceguera, pues es posible su tratamiento correctivo.

Las causas del queratocono son desconocidas, aunque se han establecido varias posibilidades que pueden desencadenar tal padecimiento. Dichas causas pueden ser externas, como el frotarse constantemente los ojos, algún traumatismo en la zona, lentes de contacto inadecuadas o mal adaptadas y alergia en los ojos. Puede darse también por causas endógenas relacionadas con el sistema endocrino, pues el queratocono suele aparecer en la pubertad y progresar durante el embarazo, ambas etapas de cambios hormonales significativos. Y por último, se puede relacionar a un origen hereditario.

Una de las preocupaciones de las pacientes con queratocono, es la posibilidad de que este progrese durante el embarazo. Pero para responder tal inquietud, no se ha comprobado una relación directa entre los cambios hormonales y el avance de la enfermedad; aunque sí se ha llegado a dichas conclusiones en la atención de pacientes que no tenían al parecer ningún otro factor de riesgo relacionado. Adicionalmente, se cree que en el caso de tener algún trasplante de córnea, éste posiblemente puede afectarse durante el esfuerzo del parto; situación que no se ha registrado clínicamente.

El diagnóstico del queratocono puede ser realizado en un chequeo oftalmológico de rutina, y dependiendo de los síntomas, se realizan exámenes especializados para establecer exactamente el estado de la córnea, y así mismo determinar el tratamiento más adecuado para el paciente; entre los que pueden estar: gafas, lentes de contacto y anillos intraoculares para los casos leves, y el trasplante de córnea para los casos más severos.