Le agradecemos su interés en el Centro de Miopía Fernández-Velázquez. Tenemos un especial interés en buscar soluciones globales y definitivas para la miopía y el queratocono.
+ (34) 637 527 480
info@fernandez-velazquez.com/nuevaweb

Related Posts

Blog

COVID-19 Y LENTILLAS: ¿QUE NECESITAMOS SABER?

Las lentes de contacto se pueden usar de manera segura durante la pandemia del COVID-19.

Las lentillas siguen siendo una manera muy efectiva de corrección visual para millones de personas en todo el mundo y, para muchos, la única forma viable de ver correctamente. Lógicamente, es del todo comprensible que las personas que más dependen de las lentes de contacto para su vida cotidiana se encuentren especialmente preocupadas por si pueden seguir usándolas durante este periodo. No hay ninguna evidencia científica que indique que el uso de lentes de contacto aumente el riesgo de contraer COVID-19.

El virus se transmite principalmente al estar cerca de un individuo afectado que tose o estornuda e inhalamos las gotitas de estas secreciones en el ambiente. Por tal razón, la gran importancia del distanciamiento social, es decir,la distancia interpersonal de 2 metros siempre que se pueda.

El hallazgo ocular predominante, que ocurre entre el 3 y el 30% de las personas infectadas, es una conjuntivitis (ojo rojo). Sin embargo, los estudios han encontrado que hay muy poca evidencia de que el virus COVID-19 está presente en las lágrimas, lo que indicaría que tocarse los ojos podría representar un posible factor de transmisión, pero es bastante débil.

Sin embargo, hay varios factores que son importantes para minimizar el riesgo de la transmisión del COVID-19 cuando se usan lentes de contacto. Estos incluyen los siguientes:

  1. Lavarse las manos adecuadamente. Tocarse los ojos puede representar un posible factor en la transmisión COVID-19 solo si las manos no se lavaron completamente antes de tocar las lentillas. Antes de la pandemia actual, se había  señalado que la mala higiene de las manos es un factor de riesgo en el desarrollo de condiciones que ponen en peligro la visión en usuarios de lentes de contacto, como son las queratitis microbianas (infecciones de la córnea) y eventos inflamatorios corneales . Por lo tanto, los profesionales siempre hemos dado mucha importancia al lavado completo con agua y jabón por, al menos, 20 segundos, de las manos y secarse totalmente con una toalla de papel antes de tocar las lentillas o los ojos.
  2. Cuidado adecuado de la lente de contacto. Los usuarios de lentes desechables diarias deben tirar sus lentes después de cada uso. Las lentes que se usan en un reemplazo más amplio deben limpiarlas y desinfectarlas según lo recomendado. También, para las personas que no usen lentillas diarias, deben tener mucho cuidado en la correcta higiene de los botes de solución (como cerrarlos y respetar su caducidad). También los estuches deben desecharse, como mínimo, todos los meses y mantener una buena higiene de los estuches. Esto incluye vaciar completamente la solución usada todos los días y no rellenar la solución del día anterior con nueva, así como limpiar y dejar que se seque al aire todos los días. Con respecto a las soluciones de mantenimiento mejores es prácticamente una opinión consensuada entre todos los expertos que los que contienen peróxido son más efectivos que las soluciones únicas.
  3. Deje de usar lentes de contacto si se encuentra enfermo. Como con otras enfermedades, cualquier persona que se sienta enferma con un resfriado o con síntomas similares a los de la gripe, debe interrumpir el uso de lentes de contacto durante este período.

No existe evidencia científica que respalde que el uso de gafas aporte protección alguna contra el COVID-19 u otras infecciones.  El COVID-19 y muchos otros virus pueden permanecer en ciertas superficies durante horas o días y luego pueden ser transferido a los dedos y la cara de los usuarios de gafas. Por lo tanto, también es importante para los usuarios de gafas lavarse las manos antes de tocarlas, así como limpiar y desinfectar sus gafas con agua y jabón después de haberlas usado. Es más, mucha de la gente que usa ahora mascarillas se ha dado cuenta la incomodidad de usar gafas, ya que estas se empañan constantemente. El hecho de tenerse que quitar las gafas para limpiarlas sin la adecuada higiene de manos y gafas puede ser otro riesgo a considerar.

La conclusión, por último, es que los usuarios de lentes de contacto pueden continuar usándolas durante la pandemia. Las lentillas son perfectamente seguras y no se empañan. Sin embargo, es de vital importancia el usar y cuidar las lentes según lo recomendado por los profesionales para poder evitar posibles complicaciones antes, ahora y en el futuro.