Hipermetropía infantil: Las ventajas de actuar cuánto antes


Hipermetropía infantil

La hipermetropía infantil es un defecto refractivo que ocasiona una visión borrosa.

Este defecto refractivo lo presentan la mayoría de los niños al nacer y a medida que estos van creciendo y el ojo desarrollándose el defecto va desapareciendo.

Ya en la etapa de la adolescencia debe de haber una corrección completa del problema.

Los ojos de los niños poseen una capacidad mayor a la de los adultos para enfocar y esto permite ver bien los objetos más cercanos, sin embargo, esto significa que debe realizar un esfuerzo superior que puede generar cefaleas, mareos y cansancio ocular, para esto es recomendable acudir a un especialista quien decidirá que tratamiento es el más recomendable para corregir la hipermetropía infantil.

Los niños deben ser vigilados con cuidado para poder apreciar aquellos signos que alerten acerca de algún problema en la visión y que generalmente pasan inadvertidos.

Si el niño presenta alguno de los siguientes signos y síntomas es momento de acudir a un especialista:

-Se frota los ojos con frecuencia.
-Arruga la frente.
-Entrecierra los ojos.
-Ojos enrojecidos.
-Parpadeo excesivo.
-Visión doble.
-Tropieza con frecuencia y repentinamente.

Ventajas de la detección y corrección temprana de la hipermetropía infantil

1 Mejora el rendimiento escolar

Es recomendable que todos los niños antes de iniciar la etapa escolar sean revisados por un especialista para saber si el niño presenta algún problema en la visión que pueda afectar en su proceso de aprendizaje.

Frecuentemente los niños diagnosticados con hipermetropía infantil tienen un bajo rendimiento escolar, si se actúa a una edad temprana se evita que el niño tenga un retraso en su aprendizaje.

Niños con hipermetropía infantil tienden a rechazar actividades como la lectura por lo difícil que esto resulta para ellos. Los signos más comunes que presentan los niños con hipermetropía infantil durante clases son:

-Hiperactividad.
-Evitan la lectura.
-Nivel de comprensión baja al leer.
-Omiten, invierten o repiten palabras al leer en voz alta.
-Luego de culminar una lectura se frotan los ojos o tienen visión doble o borrosa.

2 Evita malestares físicos

El esfuerzo elevado que se realiza de manera automática para poder enfocar bien los objetos cercanos genera malestares en los niños como dolores de cabeza, mareo, lagrimeo, escozor, visión borrosa, irritabilidad, dolor ocular, etc.

3 Previene el estrabismo

Una hipermetropía infantil elevada que no es detectada y corregida a tiempo puede generar estrabismo. El estrabismo es un problema visual en el cual los ojos no se encuentran alineados correctamente y no miran en la misma dirección. Los controles visuales son necesarios para poder detectar este defecto y evitar males mayores.

fernandez-velazquez.com