¿Frenar la miopía con lentillas blandas?


Un-niño-chino_550En las últimas décadas, la miopía se ha incrementado rápidamente, no sólo en los países de Asia oriental, sino también en nuestro entorno En países como Singapur, China, Taiwán y Hong Kong, la miopía se encuentra en  hasta el 80% de los niños en la escuela secundaria y el 95% a los 19 años de edad . La miopía es a menudo considerado como un “trastorno benigno” que puede ser corregido con medios ópticos o cirugía refractiva, pero si no se corrige, se ha reconocido como una importante causa de pérdida visual, y lo que es más importante, aquellos con  niveles de miopía mayores están en un mayor riesgo de sufrir patologías/enfermedades potencialmente muy dañinas en su visión a lo largo de toda la vida. A mayores niveles de miopía, el ojo tienede a alongarse más, es decir, existye un crecimiento anómalo de la longitud axial.

¿Es  sólo genética?

Hace algunas décadas, se creía que la miopía era puramente de origen genético. Sin embargo, estudios posteriores nos han revelado que  factores ambientales parecen estar también involucrados. Varios estudios tienden a confirmar esta hipótesis. El tipo de medio al que están expuestos los niños parece jugar un factor importante en este sentido. Por ejemplo, hay una menos miopía en zonas rurales que en áreas urbanas. A pesar de la creencia de que el trabajo de cerca se asocia con la aparición y progresión de la miopía, varios estudios han encontrado  que la evidencia  es débil o nula. Curiosamente, parece que el tiempo pasado al aire libre podría tener un efecto protector contra el desarrollo de la miopía.  Un estudio comparó a niños de origen chino que vivían en Australia, con otros que residían en  Singapur y se encontró una asociación directa entre un menor tiempo pasado al aire libre y un mayor nivel de miopía.

Longitud axial del ojo

El hecho clave es  que el crecimiento en la longitud axial ocular puede ser controlada por medios ópticos, como se muestra en diferentes estudios, sugiere que el frenar el crecimiento de la miopía es factible. Está muy bien establecido que después de la aparición de la miopía en la infancia, cierta progresión se va a producir. En algunos casos, esta progresión puede continuar durante la edad adulta, dependiendo de los factores ambientales. La idea de modificar los riesgos ambientales o el uso de corrección óptica para evitar la progresión de la miopía o lento es realmente muy atractivo tanto a los profesionales que estamos implicados en el Control de la miopía, padres e  incluso los mismos pacientes..

Está más allá de este aportación,  el analizar de forma pormenorizada los mecanismos asociados a diferentes tratamientos de control de la miopía. Sin embargo, los resultados preliminares indican que la miopía se puede controlar con éxito por la aplicación de diseños ópticos especiales usando tanto lentes de contacto blandas como el tratamiento de ORTO-K. Los resultados de un estudio a 1-año con niños miopes chinos (8-14 años de edad) utilizando una lentilla de hidrogel de silicona para reducir el desenfoque hipermetrópico mostraron una reducción del 34% y 33% en el crecimiento de la miopía y la longitud axial, respectivamente, cuando en comparación con el uso de gafas.  Otro estudio evaluó un diseño concéntrico y se encontró que  se frenaba la progresión de la miopía en los niños entre las edades de 11 a 14 años en un 37% y la longitud axial en un 49% en los ojos que llevan esta lente blanda a más de 10 meses de uso.

 Por último,

Estos estudios preliminares muestran que ciertos tipos de  lente de contacto pueden ralentizar el crecimiento del ojo y la progresión de la miopía. Estos resultados apoyan el efecto de medios ópticos como un método adecuado para el control de la miopía. Sin embargo, hay una necesidad de un mayor número de estudios clínicos para determinar el efecto de estos diseños en el control de la miopía y realmente conocer  el mecanismo detrás del efecto del tratamiento. Además, el efecto mantenido en el tiempo y los métodos que se pueden utilizar para maximizar estos beneficios para cada niño son factores clave que deben determinarse para ofrecer el mejor control de la miopía con lentes de contacto. Si bien estas oportunidades en la investigación están en marcha, algunas opciones están ya disponibles en nuestra consulta que puede proporcionar un adecuado nivel de control en la miopía infantil.