TRASPLANTE DE MEMBRANA DE BOWMAN: NUEVO AVANCE EN CIRUGÍA DE CORNEA



Uno de los campos de la Oftalmología que están produciendo más cambios y mejores perspectivas para los pacientes que sufren enfermedades corneales es el de los trasplantes de cornea (queratoplastia). Del considerado como “Standard” que es la penetrante, en la actualidad se está diseñando técnicas “a la carta” que en vez de trasplantar todo la cornea tienen como objetivo solamente hacerlo en las zonas dañadas.

Uno de estos AVANCES es el trasplante de membrana de Bowman aislada. Esta es una técnica especialmente diseñada para alteraciones de la membrana de Bowman (parte externa de la cornea) sobre todo debido al efecto de ciertas cirugías refractivas como la PRK (cirugía láser para la reducción de dioptrías). En estos casos ocurre una perdida de transparencia corneal debido a una respuesta anómala en la cicatrización (haze).

De esta forma se ha desarrollado un concepto de cirugía que permite la eliminación con gran exactitud de la cicatriz corneal superficial por medio de un láser femtosegundo, seguido del trasplante de un a membrana de Bowman donante aislada sin sutura. Después si fuera necesario, se podría adaptar una lente de contacto escleral para mejorar la agudeza visual.

Esta técnica presenta ventajas a otras existentes como son:

– Es mas fácil de realizar

– Menos tiempo de manipulación quirúrgica.

– Menos índice de complicaciones.

– Recuperación más rápida.

– Menor riesgo de rechazo.

Por lo tanto el trasplante de membrana de Bowman aislada podría ser una opción de tratamiento realista en el caso de ojos con opacidad subepitelial recurrente o persistente que produzca una pérdida sustancial de sensibilidad al contrasta o deslumbramiento pero con una potencia visual normal.